logo refinanciacion de creditos
grafico barras
 
 
 

Volver a:

Tipos de creditos

» Home

 

¿Qué es una carta de crédito?

La carta de crédito se conoce como un instrumento de pago que se encuentra sujeto a ciertas regulaciones internacionales por la cual un banco emisor, por la solicitud de un ordenante, debe realizarle un pago a una tercera persona denominada beneficiario, siempre y cuando la condiciones de crédito sean cumplidas.

Podemos decir también que una carta de credito es algo así como un compromiso por escrito, que es asumido por un banco, para efectuar un pago por requerido por la solicitud de un vendedor, de acuerdo a las instrucciones del comprador. La carta de credito es uno de los documentos más sencillos en cuanto a su forma, pero de los más complejos en cuanto a su contenido. En muchas ocasiones, la carta de crédito recibe el nombre de Crédito Documentario. Una carta de crédito tiene como principal función el garantizar aquellas compra-ventas que sean realizadas a distancia y no solo dentro de un país, sino que también puede exportarse mercancías a comerciantes que se encuentran situados en otros países.

carta-credito-cartaUna carta de crédito es producto de garantía de algunos sectores financieros como, por ejemplo, la garantía de licitación que puede ser para un proyecto de construcción llevado a cabo por algún gobierno. De todas formas, la carta de crédito tiene como principal función la garantía de las obligaciones que poseen los proveedores en proyectos de gran envergadura, así como también, tienen la función de apoyar la emisión de ciertos papeles comerciales, y hasta en muchos casos se utiliza una carta de credito para desbaratar trampas legales. Hace unos años en Medio Oriente, se utilizaba la carta de crédito para poder sacar a una persona de la cárcel.

Quienes intervienen en la carta de crédito suelen ser aquellos que las ofrecen; generalmente se trata de bancos (banco emisor) que son los encargados de abrir esa carta de crédito y por supuesto quienes utilizan la carta de crédito; habitualmente los compradores e importadores, aunque también el beneficiario, o sea, el vendedor, también participa de ella. Pero si los analizamos punto por punto, entonces debemos empezar por el ordenante de la carta de crédito que es la persona que solicita la apertura de la misma acudiendo al banco para concretar su solicitud. Generalmente la carta de credito es adquirida por cuenta del ordenante para un beneficiario determinado, el cual tendrá la posibilidad de realizar un giro con la carta contra la presentación de determinados documentos que tienen por obligación hacer evidente el embarque de la mercancía.

carta-credito-staffSon dos los vínculos en los cuales participa el ordenante: el de compra-venta que corre entre el ordenante de la carta de crédito y el beneficiario, y el vínculo de crédito entre el ordenante y el banco emisor. En este caso debemos decir que el banco emisor hace un convenio con el ordenante con ciertas obligaciones de crédito que a su vez establecerán por cuenta del ordenante, la carta de crédito dirigida hacia el beneficiario. El beneficiario o vendedor es el exportador que recibe la emisión de la carta de credito. El mismo, cuenta con el derecho de exigir el pago de la carta una vez que se hayan cumplido todos los términos y condiciones convenidas.

El beneficiario de la carta de crédito es aquel que tiene el derecho que realizar un giro contra la carta y a su vez, exigir su pago con la presentación de los documentos que lo acrediten. El beneficiario resulta ser sujeto activo de la relación jurídica del crédito, lo que quiere decir que el mismo posee el derecho al crédito que se especifica en la carta de crédito. En cuanto al banco emisor podemos decir que siempre debe existir ya que es la entidad encargada de de abrir la carta de crédito ya su vez, es el que se posiciona como obligación principal en la cadena de crédito documentario.

La carta de crédito y los bancos

Es importante tener en cuenta que además del banco emisor, existen bancos adicionales que se relacionan a esta cadena, los cuales siempre trabajan a función de banco emisor. Por ejemplo, el banco conformador es aquel que asume frente al beneficiario la obligación de la cancelación del monto que figure en la carta de credito, sin importar que se haya recibido el reembolso del banco emisor.

También está el banco corresponsal notificador que se encarga de brindarle el servicio de sucursal al banco emisor para notificar al beneficiario sobre la apertura de una carta de crédito a su favor. El banco corresponsal puede trabajar en función de notificar esto, sin adquirir ningún tipo de obligación frente al beneficiario de la carta de crédito, pero si tiene la obligación de pagarle la carta de credito al beneficiario si se comprueba que se haya cumplido con todos los términos.

El banco pagador efectúa aquellos pagos al beneficiario de la carta de crédito siempre y cuando su nombre figure como parte del texto de la misma. En este caso, no se encuentra en la obligación de abonar la carta de crédito si no recibe fondos del banco emisor. Por último tenemos el banco negociador y aceptante que es aquel que toma la decisión de adelantar el pago al beneficiario en el momento en que el mismo presenta todos los documentos correspondientes a la carta de crédito.

 
 

 
 

www.refinanciaciondecreditos.com | prohibida su reproduccion total o parcial | contacto